AWANAY PRESENTA: NICOLE FRANZEN
9 diciembre, 2020
Con un auténtico talento, la fotógrafa Nicole Franzen comparte, a través de su propio lente, el interior de su hermoso departamento en Brooklyn, Nueva York con sus más recientes adiciones – una alfombra y manta de AWANAY! Su fotografía se centra en los interiores, la comida, los viajes, la gente y el estilo de vida. Su trabajo es realmente notable. Su ojo captura imágenes mínimas, sofisticadas pero cálidas y suaves. Uno puede ver a través de su fotografía la historia detrás de ella con tanta profundidad e interés. Además de su talento único, es la persona más encantadora con la que se puede hablar. Conocé su lindísima casa mientras lees nuestra charla con ella.
Contamos un poco de tu trayecto como fotógrafa ¿Cómo empezó todo? 

 

N: Si miro hacia atrás, siempre fui súper consciente de mi entorno. Miré el mundo a través de una lente fotográfico.  Vi los detalles y la luz del mundo. Recuerdo haber visitado las casas de mis amigos cuando tenía alrededor de 8 años, y estar muy asombrada por las telas, los colores, los objetos. Soy muy nostálgica y me encanta ver escenas y documentar desde el exterior. Durante la secundaria sacaba fotos en fiestas, retratos de amigos, lugares a los que iba y colgada en en la pared de mi cuarto todas las fotos. Cuando empecé a viajar, siguió creciendo. Empecé a cambiar mi idea de lo que la fotografía significaba para mí y que podría utilizarla como un medio para combinar todos mis amores, por el diseño, los viajes y la comida. Así que empecé a trabajar en eso, apasionadamente cada día. En resumen, aquí estamos.

 

¿Qué disfrutas más de tu trabajo? ¿Hay alguna desventaja?

 

N: Me encanta que cada día me lleva a un lugar diferente, ya sea un nuevo lugar o un nuevo cliente. Siempre mantiene las cosas frescas e interesantes. También me encanta estar de pie vs. un trabajo de escritorio. Viajar es una de mis cosas favoritas y he sido muy afortunada de tener la riqueza de experiencias que he tenido. Los inconvenientes son que viviendo una vida transitoria, ahora que tengo 35 años siento que he descuidado ciertas áreas de mi vida. Me encantaría tener un perro y no puedo comprometerme con nada que requiera demasiado tiempo/esfuerzo porque viajo (pre covid) casi la mitad del año. Así que no siempre me siento particularmente arraigado en un lugar específico.
living room nicole franzen home decor interior design photography
NFWEB6
¿Cuáles son los dos proyectos en los que más disfrutaste trabajar? ¿Porqué?

 

N: Diría que el libro que hice con Athena Calderone “Live Beautiful” fue uno de los proyectos más especiales de los últimos años. Desde el rodaje de los proyectos, viajar y conocer a los increíbles diseñadores de las casas que rodamos fue una experiencia increíble. Verlo cobrar vida y estar presente durante todo el proceso fue realmente especial.

 

También fotografío comida ocasionalmente, algunos de mis proyectos de libros de cocina han sido los más gratificantes. Me siento muy en sintonía con la gente que es totalmente apasionada por el cultivo de alimentos, la fabricación de alimentos y el sentido de la hospitalidad que viene con ella. Como pasé más de una década en la industria de los restaurantes antes de mi vida como fotógrafa, siempre me consideraré una “persona de la comida”. Proyectos de libros de cocina como “The Lost Kitchen” que filmamos en la zona rural de Maine durante un año o trabajar con el equipo de Bestia en Los Ángeles y Alex DeBoschneck en la granja de su madre al norte del estado. Esos serán por siempre proyectos especiales que tengo cerca de mi corazón.
Describí tu estilo en el diseño en tres palabras

 

N: Me inclino al minimalismo, elegancia y por conceptos que sean atemporales

 

Contanos sobre tu casa. ¿Qué es lo que más te gusta? 

 

N: Como todos los apartamentos de Nueva York, te enfrentas a una lista de rarezas. No quiero empezar con lo negativo, pero la forma del departamento es un poco extraña. La parte delantera del edificio se corta en un ángulo, lo que realmente se mete con mi amor por la simetría. El edificio era antes una fábrica de radiadores y desde entonces se ha convertido en dos departamentos. Mis queridos amigos viven al otro lado del pasillo y es un poco como un episodio de Friends!

 

En el espacio principal, hay una fila de ventanas muy grandes. El apartamento es muy luminoso y aireado, una gran ventaja para mí. La cocina a un lado y el sofá al otro. Hacer un plano de la planta para aprovechar mejor el pequeño espacio fue difícil. Necesitaba un lugar para cenar, un lugar para relajarme, un lugar para trabajar y un lugar para cocinar. Lo que era realmente importante para mí era crear un pequeño y cómodo oasis, un lugar para relajarse de verdad después de los días intensos y ajetreados de la ciudad. Quería un sofá suave, elegí dos cómodas sillas vintage hechas en boucle y la alfombra de lana es tan suave que felizmente te acostarías en ella para la noche de cine. Tengo una pequeña mesa de comedor para dos personas, pero también puedo acomodar cuatro muy cómodamente. El apartamento tiene muchas cosas que para la mayoría parecen bastante comunes pero para NYC es una verdadera señal de que lo has hecho, ¡como una lavadora!

 

¿Tenes algún ritual que hagas en tu casa?

 

N: Sí, suelo despertarme muy temprano. Me hago una taza de té a primera hora cuando me despierto. Me gustan las mañanas lentas y me gusta darme un poco de tiempo antes de salir corriendo. Tiendo a ser más productivo en las primeras horas de la mañana y suelo contestar la mayoría de mis correos electrónicos antes de las 8 de la mañana (¿adicta al trabajo?) Me encanta cocinar y lo hago a menudo, suelo ir en bicicleta al mercado de granja los fines de semana y lleno la nevera con cosas frescas. Muchas películas/series pasan en mi sofá.
¿La cuarentena te hizo más allegada a tu casa?

 

N: Siempre fui un poco hogareña y alguien que valora una casa bien pensada. Soy muy hogareña y me encanta todo lo relacionado con el diseño, la cocina, la jardinería y las flores. Estoy acá hacer unos dos años y constantemente añado y cambio cosas. Por fin estoy llegando a un lugar donde estoy satisfecha! Porque fotografío interiores para vivir, nunca puedo dejar las cosas como están. Siempre estoy buscando nuevos muebles y arte. Mis paredes desnudas lloran por un cuadro, pero realmente estoy esperando la pieza correcta. Es tan importante vivir en el espacio y añadir lentamente con el tiempo. Aprendes sobre la marcha y seguro que habría hecho las cosas de otra manera, pero es todo parte del proceso. No puedo esperar el día en que pueda divertirme decorando algo más grande que un apto de 600 pies cuadrados.

 

¿Objetos favoritos de tu casa? ¿Cuál es su historia?

 

N: Compré un gabinete que me encanta a los diseñadores Guillerme et Chambron. Soy un gran admiradora de muchos de sus muebles. El dúo creó hermosas piezas del norte de Francia en los 50, 60 y 70 después de que se conocieron mientras eran prisioneros de los nazis durante la Segunda Guerra Mundial. Lo compré en un anticuario de Londres. Mi mesa de comedor la había hecho un diseñador de muebles y escultor súper talentoso de Carolina del Norte llamado Casey Johnson. La base de la mesa fue inspirada por uno de mis artistas favoritos, Brâncuși. También colecciono cerámica, no puedo parar. Las tengo de todo el mundo. Siempre estoy a la caza de mis próximas piezas. Mi pequeño taburete de mimbre de Tony Paul trae un poco de América, mi mesa de café es de la marca Danish Brand & Tradition diseñada por Space Copenhagen. Una lámpara de cerámica de mi amigo Danny Kaplan hecha aquí en Brooklyn.
Vemos mucha cocina y comida en tu Instagram. ¿Cuáles son tus tres ingredientes preferidos para cocinar?

 

N: Todo lo fresco y verde, me encantan las hierbas, las verduras, las brásicas. Siempre encontrarás limones, buen aceite de oliva, sal escamosa. Siempre tengo parmesano y feta. Hago muchas ensaladas, pastas, sopas, pollo asado y carnes guisadas en los meses de invierno.
NFWEB7
Tuviste un estilo de vida bastante “nómade” en el pasado. ¿Qué tan importante era esta forma de vida para usted?

 

N: Todo empezó realmente cuando tenía diecisiete años. Tuve la oportunidad de mudarme al Caribe, a una pequeña isla en las Islas Vírgenes Americanas llamada St. John. No fui a la universidad, porque mayormente sabía que quería trabajar en restaurantes y en la comida. Estaba lista para salir y empezar a experimentar la vida como una joven adulta. Llegué a la isla y trabajé durante dos años ahí. Conocí a muchos individuos con ideas afines de todo el mundo que trabajaban por temporadas y viajaban durante meses. Era un estilo de vida increíble. Ahorré suficiente dinero para ir a Sudamérica. Originalmente quería ir a Europa pero sabía que la plata no me iba a alcanzar. Sabía que Buenos Aires era lo más cercano y me fui ahí  justo antes de cumplir veintiuno. Después de ocho meses ahí decidí que era hora de ir a perseguir mis sueños a Nueva York. Viajar y ver el mundo ha enmarcado todo mi ser.

 

¿Cuáles son los lugares favoritos en los que has vivido?

 

N: Todos ellos han ofrecido experiencias únicas y especiales en su momento. La más larga que he vivido en la ciudad de Nueva York, ya son catorce años. Una verdadera relación de amor/odio, pero estoy siempre agradecida con la vida que me permitió crear para mí misma. Hay pocos lugares que ofrezcan tantas oportunidades como esta ciudad y me encanta lo que tiene en términos de cultura, comida, arte, diseño, etc. Anhelo la naturaleza y un hermoso hogar en un lugar tranquilo. Espero poder tener lo mejor de ambos.

 

NFWEB5
NFWEB8
Por favor, cuéntenos su experiencia en Argentina.

 

N: Como mencioné, me llegué a los veintiuno a Buenos Aires. Originalmente fui con un amigo que vivía en Portland, habíamos trabajado juntos en St. John. Me enamoré de la cultura, absorbiéndola como una esponja y tratando de encajar. Cometí el error de teñirme el pelo de marrón lol. Hablé un poco de español cuando crecí en el oeste, pero nada me preparó para entender el español argentino. Aprendí rápidamente a sobrevivir y tomé su acento como uno de los míos. Conocí a muchos locales y expatriados increíbles, algunos de los cuales son aún hoy en día muy amigos. Todavía siento cariño y nostalgia por la música, la comida y las tradiciones. Su pasión por la vida es contagiosa. Viajé a Mendoza un par de veces, a las cataratas de Iguazú, también visitando Brasil, Uruguay y Chile. Fue un momento tan especial en mi vida. Después me mudé a la ciudad de Nueva York. Dejaría el invierno e iría al sol del verano en BsAs por meses a la vez durante los próximos años.

 

Estábamos tan felices cuando nos contactaste preguntando por nuestras alfombras. ¿Cómo se enteró de nosotros y qué lo llevó a elegir una alfombra AWANAY para su casa?

 

N: Había tropezado con la marca hace algunos años. Entonces estaba visitando a una amiga en su casa de los Hamptons y me recordó lo bonitas, suaves y blandas que son las alfombras. También me encantaba la idea de tener en mi casa algo hecho a mano en Argentina. Me encantó la paleta de colores del tono de la tierra, el grosor de la alfombra y la textura/suavidad.
Todas las fotografías de interior por Nicole Franzen

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

notas relacionadas